Galería

El clamor de España: más vale tarde que nunca

Desde que en el 2008 hicieran oficial el “crack financiero”, han ocurrido muchos acontecimientos geopolíticos. Y éste, la huelga general del 29S, es uno más. La reforma laboral que suponía la entrada en vigor del Tratado de Lisboa en Europa ha generado el descontento social. Ahora, es España, la que expresa su rechazo. Antes, ya lo hicieron Grecia y Francia. Pero a pesar de las protestas multitudinarias nadie parece sentirse aludido.

Los rescates multimillonarios a bancos y cajas de ahorro han saqueado las arcas de los estados implicados en esta trama de corrupción global. Las instituciones y poderes públicos son consideradas empresas a las que sólo unas pocas personas privilegiadas pueden tener acceso, olvidando su propia razón de ser. Éstas son quienes controlan y dirigen nuestras vidas, pues son quienes crean y deciden las leyes que nos esclavizan cada vez más. La libertad actual sólo es de carácter económico. Y si no hay un trabajo digno, no podrá existir una libertad, digna de ser llamada como tal.

El miedo que nos infunde la nueva realidad social, política y económica es razonable y aceptable. ¿Quién no tendría pavor de perder todo aquello que con tanto tiempo, sudor y lágrimas consiguió?. Menos base de cotización, más tiempo acumulado de trabajo para poder acceder a la pensión mínima, congelación de sueldos. Y eso, sin contar la posible quiebra de las aseguradoras privadas, en manos también, de la banca. Lo cual, supondría la pérdida de las pensiones privadas. ¿Acaso no es para tener miedo?

Los medios de comunicación, proclamado el cuarto poder, ayudan al argumento de los discursos políticos actuando como simples relaciones públicas de las instituciones, en lugar de ejercer su función social y velar por el bienestar de los ciudadanos. Especular sobre la necesidad o naturaleza de la voz del pueblo en las calles sólo hace más tenebrosos los hilos que dominan al mundo. Quizás, no todas las personas que habitan en España, compartan la postura que lleva a otras personas a proclamar por una vida digna. Pero hay que entender que aquí, la dictadura franquista y la perpetuación de sus valores a través de la implantación de la monarquía parlamentaria cerró, por medio de la educación, el ciclo de control mental necesario para una manipulación eficaz, haciendo que prevalezcan las diferencias, en lugar de las similitudes , lo cual, debilita nuestras almas. En fin, divide y vencerás. Pero más vale tarde que nunca, pues nunca se saben las consecuencias cuando el pueblo, una vez que se ha dado cuenta de su esclavitud, unísono se echa a las calles a clamar por su libertad. Término que todas las personas entienden, pero que casi ninguna es capaz de explicar con exactitud.

 

Este es un mensaje para el Hombre Blandegue. El despertar de los pueblos continua. La razón ha perdido su lugar. Sólo nos queda la llamada al corazón. Tal vez, éste, si responda ante la realidad que nos ha tocado vivir. No estamos solos. No somos marginales. Somos más y mucho más inteligentes que las personas que nos dirigen. La Humanidad bajo el influjo del quinto Sol debe amanecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s